La "Marea Amarilla" de ONCE

Foto en la plaza de Colón

La "marea amarilla" de ONCE y su Fundación, recorrió el domingo las calles de Madrid. Desde Cibeles hasta Colón, la jornada terminó con un multitudinario concierdo en el que actuaron artistas de la talla de David Bisbal, Nena Daconte o El Sueño de Morfeo, entre otros.

 

Con motivo de los 75 años de la ONCE y 25 de Fundación ONCE, la "Fiesta de la Ilusión" reunió a 100.000 personas procedentes de toda España. El acto era un reconocimiento a la colaboración ciudadana y también un homenaje a la figura del vendedor del cupón, quien ha acompañado a la ciudadanía en calles y plazas de pueblos y ciudades durante esta etapa de la historia.

 


1938-2013: 75 años al lado de la ciudadanía

La ONCE nació en 1938 fruto del valor y el coraje de un grupo de ciegos que, en circunstancias económicas y sociales infinitamente peores que las actuales, fueron capaces de imaginar y defender un nuevo modelo de vida: no querían depender de una pensión y se plantearon vivir de su trabajo y de su esfuerzo; querían compartir su ilusión y su suerte con el resto de ciudadanos a pie de calle para ir, poco a poco, construyendo sociedad.

Y fue esa misma ilusión la que impulsó a la Organización a crear, hace 25 años, la Fundación ONCE para la Cooperación e Inclusión Social de Personas con Discapacidad que, en este periodo, ha generado más de 80.000 empleos (4.100 en 2012) y ha contribuido a transformar el sector de las personas con discapacidad en España.

El modelo de inclusión social basado en educación, empleo y plena ciudadanía, impulsado por la ONCE y su Fundación sobre la base de la gestión del juego responsable es un ejemplo único, que ahora

foto de la marea amarilla recorriendo las calles de Madrid

tratan de poner en marcha en otros países del mundo, incluso los más avanzados.

La Organización, entre otras actividades, ofrece cobertura social a más de 70.000 personas ciegas en todo el territorio estatal, entre ellos a los 7.500 estudiantes con discapacidad visual que, al lado del resto de la ciudadanía, tratan cada día de ser unos alumnos más.

También fuera de España

En Europa, la ONCE trabaja para que las normas comunitarias no olviden a las personas con discapacidad, con avances destacados en transporte adaptado, acceso a la cultura, accesibilidad e  inclusión educativa y laboral.

En Iberoamérica, a través de la Fundación ONCE para América Latina (FOAL), se trabaja en 19 países y se ha logrado que personas ciegas ocultas en sus casas, apartadas y casi olvidadas, se hayan convertido en el centro de la familia y, en muchas ocasiones, su único sustento. En 2012  se crearon en ese ámbito 953 empleos para personas ciegas; se formaron otros 23.207; y 298 entidades recibieron conocimientos para fortalecer el asociacionismo y el modelo de educación y empleo sobre el que quieren basar su futuro.

Las iniciativas de la ONCE y su Fundación, especialmente educativas y de empleo, se extienden por otros territorios de Europa afectados por conflictos bélicos, como la zona de los Balcanes –donde un equipo de impresión en Braille y la formación de profesionales generan un centro de recursos educativos-, o por África, como en los campamentos saharauis, único lugar de ese continente donde todos los niños ciegos están escolarizados gracias a proyectos educativos de la ONCE.

 

Fuente: ONCE