Día Mundial de la Visión 2013: Óftalmólogos celebran el desarrollo del primer fármaco que permite tratar las enfermedades de la mácula y evitar la pérdida de visión irreversible

Una dolencia ocular progresiva e incapacitante, que puede producir distorsión visual, pérdida de agudeza visual y ceguera central, que en Europa afecta a entre 250 y 300 mil personas

Bajo el lema ‘Acceso Universal a la Salud Ocular’ oftalmólogos de las Islas se suman al Día Mundial de la Visión, este 10 de octubre

Foto de la conferenciaLas Palmas de Gran Canaria, 10 de octubre. Este jueves 10 de octubre, la Organización Mundial de la Salud celebra el Día Mundial de la Visión, bajo el lema ‘Acceso Universal a la Salud Ocular’. Y con motivo de esta efeméride, la Clínica Eurocanarias Oftalmológica de Las Palmas de Gran Canaria, ha sido el escenario elegido para la presentación del primer fármaco capaz de tratar las enfermedades de la mácula. En concreto, la tracción vitreomacular y agujero macular, una de las principales causas de ceguera y, por tanto, una patología incapacitante, que se estima la padecen en Europa entre 250 y 300 mil personas.
“Esta dolencia ocular es progresiva y está relacionada con la edad, por lo que si no se trata a tiempo puede producir distorsión visual, pérdida de agudeza visual y ceguera central, con la consiguiente merma de la calidad de vida de las personas que la sufren” explicó en rueda de prensa Germán López, presidente de la Federación de Asociaciones de Retinosis Pigmentaria de España. Quien destacó que “por eso es tan importante el desarrollo de este fármaco, que supone una esperanza para los pacientes y sus familiares, pues se trata de una enfermedad degenerativa que termina afectando a todo el entorno”.
El fármaco ‘Jetrea’ ha sido valorado positivamente por el Comité de Medicamentos para Uso Humano (CHMP en sus siglas en inglés), perteneciente a la Agencia Europea del Medicamento, y “actúa sobre las fibras que causan el tirón anormal entre el cuerpo vítreo y la mácula, mediante la disolución de proteínas con una única inyección intravítrea, que alivia la tracción y consigue la separación posterior del cuerpo vítreo de la mácula” explicó el doctor Vicente Rodríguez, oftalmólogo especialista y vicepresidente de la Sociedad Española de Baja Visión.
Rodríguez también celebró que “con este fármaco innovador, los pacientes con tracción vitreomacular y agujero macular aumentan sus opciones de tratamiento y recuperación, lo que hasta ahora era muy limitado”. Pues, concluyó, “la única opción de tratamiento disponible en la Unión Europea era la observación o conducta expectante hasta que el paciente desarrollara síntomas avanzados de la enfermedad y fuera admitido para una intervención quirúrgica de vitrectomía y posterior reparación de la retina, que no garantizaba resultados positivos”.

Por su parte, el oftalmólogo experto en retina, el doctor Miguel Reyes, explicó el desarrollo de estas enfermedades de la mácula y las principales consecuencias que ocasionan a las personas que la padecen. “Se trata de una separación del cuerpo vítreo, es decir, la sustancia gelatinosa que se encuentra en la parte central del ojo, de la mácula, la capa fotosensible del tejido del fondo del ojo y que nos permite la visión central”, sintetizó Reyes. Quien añadió que “forma parte del proceso natural de envejecimiento de las personas, frecuente a partir de los 50 años”, y afecta a algunas de sus actividades cotidianas tales como leer, conducir, trabajar o visualizar pantallas en el ordenador. “Lo que supone una pérdida considerable de calidad de vida”, concluyó.
Asimismo, el doctor Humberto Carreras, codirector médico de la Clínica Eurocanarias Oftalmológica, habló también con motivo del Día Mundial de la Visión, de otras enfermedades que desembocan en ceguera irreversible. Como, por ejemplo, el glaucoma, “una patología que no tiene cura y que presenta una incidencia destacada en Canarias, con más de 60 mil personas que lo padecen y más de la mitad no lo saben” argumentó Carreras, quien sí incidió en que “existen tratamientos que impiden el avance de la enfermedad, sobre todo si se diagnostica a tiempo”.
En el caso del glaucoma, el doctor Carreras enumeró las pautas de autoexploración que pueden llevar a cabo los propios pacientes para detectar algún problema en la visión. “Mirar fijamente a un punto de nuestra habitación o del lugar en donde trabajamos para tratar de detectar los objetos que le rodean”, explicó. Un ejercicio que “debemos repetir habitualmente y si alguno de estos objetos no pueden ser observados en algún instante, esto nos hará sospechar de que algo no va bien, ya que nuestro campo visual estará disminuyendo”.


Gabinete de Comunicación
Visible Comunicación Estratégica
www.visiblecomunicacion.com
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
T. 669 139 154